Im shooting in Raw…

Im shooting in Raw…

Por LauraGot para Zona de AF –http://www.facebook.com/zonadeaf

Suena “cool” no?

Decir: “estoy sacando en Raw” implica que sé lo que estoy haciendo.

Todos hablan de Raw, es metalenguaje[1] de los” PRO[2]”, si queres saber de que se trata todo esto, y decidir si  vos también vas a sacar en Raw, no te pierdas esta nota!

¿Qué es el formato RAW?

El formato RAW es un formato disponible en casi todas las cámaras réflex, y que permite conservar muchas de las propiedades de la foto, intactas, para que nosotros las ajustemos posteriormente a nuestro gusto.

El formato habitual, JPG, nos da la foto terminada, según la cámara la ha interpretado. El formato RAW, en cambio, lo que nos da es un archivo que contiene una “futura” imagen. Una imagen todavía no terminada, a medio hacer, latente. La cámara en el momento del disparo realiza una captura total y fidedigna de la escena o encuadre, y no aplica todavía ningún ajuste ni de balance de blancos, ni de exposición, ni nada de eso. Capturado todo eso, se guarda en un archivo llamado RAW. En ingles Raw Significa “crudo” y Así es como no da la fotografía  este formato, en crudo.

Ese archivo RAW es como si fuera el negativo en las cámaras antiguas, analógicas. Todavía hay que revelarlo. Así que, una vez tenemos nuestros archivos RAW copiados a la computadora, necesitamos abrirlos con algún programa especializado en tratar archivos RAW (yo utilizo el Adobe Camera RAW, que viene como parte del Photoshop). Ahí, abrimos los RAW y los procesamos, uno a uno. Ése es el momento en que decidimos esa serie de ajustes que antes se quedaron pendientes.

Una vez ajustado ya todo, revelamos la foto final y la guardamos como JPG, que hemos logrado a partir de ese RAW. Y listo. Ya tenemos nuestra JPG lista para compartir, imprimir y usar, y siempre podemos conservar nuestro fichero RAW como un negativo original en caso de que en un futuro quisiéramos volver a revelar otra JPG tal vez incluso con una edición diferente.

Imagínense, por ejemplo disparamos la foto con unos valores de exposición y balance de blancos x, pero posteriormente  cambiamos de opinión y queremos cambiar esos valores a otros, pero ya no podemos disparar la foto nuevamente porque ya estamos en casa en frente de nuestra pc. Si tuviéramos sólo una imagen JPG poco podríamos cambiar la verdad, pero si tuviésemos una RAW entonces la abriríamos, aportaríamos las modificaciones necesarias, y ya en ese momento obtendríamos nuestra imagen JPG definitiva, ya en la computadora. Es muy importante que entendamos que esto no tiene nada que ver con retocar fotos, ni tampoco se trata de aplicar filtros ni acciones ni nada de eso. Son simplemente ajustes que normalmente la propia cámara decide y lleva a cabo cuando disparamos en JPG, y que en RAW se nos cede el control total.

¿Qué ventajas tiene disparar fotos en modo RAW?

Todos los profesionales de la fotografía disparan en modo RAW. En todos los foros y eventos donde podáis encontrar fotógrafos profesionales, periodistas, fotógrafos de modelos, etc., preguntadles qué formato utilizan, os dirán RAW.

¿Por qué? ¿qué ventajas me aporta el formato RAW?

ü  Calidad de imagen: El formato RAW no comprime la foto como lo hace el JPG. Con una foto RAW podemos estar seguros de que captamos TODA la calidad posible.

ü  Permite cambios posteriores, ajustes, mejoras: Con el formato RAW puedes cambiar casi todo en la foto. Excepto detalles como el encuadre, la disposición de los objetos/sujeto, etc., lo demás casi todo lo puedes cambiar más tarde: puedes darle a la foto más exposición (luz), cambiarle el balance de blancos, darle más calidez o más frío, cambiarle la saturación, etc.

 

Desventajas del modo RAW

Espacio en la tarjeta de memoria: El formato RAW, al estar “crudo” y sin comprimir, nos ocupa mucho más espacio en la tarjeta de memoria que el formato JPG. Donde caben 400 fotos JPG a lo mejor sólo caben 110 fotos RAW.

Engorroso proceso de postproducción: Al principio todo va bien, hacer fotos en formato RAW y trabajarlas más tarde en el ordenador, pero pasado un tiempo empieza a parecernos una tarea fatídica, larga y aburrida. Y es que si haces fotos en RAW sólo podrás utilizarlas, enviarlas, publicarlas y compartirlas una vez las hayas procesado en el ordenador. Es decir que las hayas abierto y editado, tampoco podrás verlas directamente en tu tarjeta de memoria, como sucede con los JPG, tendrás que abrirlas con PS.

El formato RAW no es único y universal: El formato JPG es único y universal. Todos los JPG’s son iguales, todos los programas abren y leen fotos JPG de la misma manera. Esto no sucede con las RAW ya que cada cámara tiene su propia manera de hacer RAW. Por ejemplo las RAW de Canon son distintas de las RAW de Nikon. Esto plantea un problema de compatibilidad. Muchos alertan de que una foto RAW se podría abrir y utilizar hoy pero dentro de 7 años tal vez no se pueda, ya que los fabricantes actualizan sus software y algunas veces cambian de RAW, así que las RAW que tienes de antes ya no te sirven.

 

¿Para quién está indicado el RAW?

Si cada vez que haces una sesión de fotos vuelves con 200 ó 300 fotos, olvídate del RAW, ya que tener que procesar en la PC, 200 ó 300 fotos de una en una puede consumirnos mucho tiempo. En cambio, si en cada sesión de fotos  haces unas 100 fotos o menos, tal vez te interese disparar en RAW. Si te gusta visualizar tus trabajos fotográficos en el ordenador y dedicarles un tiempo, trabajar tus fotos de una en una, entonces RAW es definitivamente lo que necesitas.

Si tenes una  tarjeta de memoria muy pequeña o te falta espacio entonces tampoco será buena idea disparar en RAW, ya que es un formato que como hemos dicho antes ocupa mucha memoria, para esos casos es mejor disparar en JPG. En cambio si estas sobrado de espacio en la tarjeta de memoria no escatimes recursos, dispará en RAW.

Mi humilde consejo: hay fotos que se resuelven con mucha facilidad, hay buena luz, estamos al aire libre compartiendo con amigos y familia, si sacamos en raw luego quedaran en una carpeta en la PC, hasta que “tengamos tiempo” de revelarlas para compartirlas, mejor en JPG.

Dejemos el RAW para fotografía de autor, y toda la gama de producciones, encargos o trabajos profesionales, sea producto, moda, paisaje, bodegón o arquitectura.

Espero que después de leer ésta nota puedas decir “Im shooting in Raw” si quiero…quiero? ja!

Hasta la próxima!

Descargar en PDF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s